sábado, 18 de febrero de 2017

EL ABRAZO. En el 40 aniversario del asesinato de los Abogados de Atocha




Hay ocasiones en que una obra de arte se convierte en un símbolo porque no solo conmueve con su fuerza estética, sino porque al mismo tiempo en ella tantas y tantas personas sienten reflejados sus profundos sentimientos. Son obras que quien las mira siente que expresan las ilusiones, los anhelos, la rabia, la alegría de la esperanza de justicia que en un momento histórico van cristalizando en una sociedad. El Gernica es una de ellas, y el Abrazo de Juan Genovés se ha convertido en la mejor representación de las esperanzas de paz, justicia, libertad e igualdad que animaba a las heroicas personas que se enfrentaron a la sanguinaria dictadura franquista allá por los años 70 del pasado siglo. La pintura, opina Genovés, debe servir para la reflexión, para pensar, y el espectador debe establecer un dialogo con la obra. Todo eso nos provoca el Abrazo, pero también emociona. Fue un gran acierto erigir un monumento en la plaza de Antón Martín de Madrid, a escasos metros del despacho de Atocha 55 en el que tuvo lugar el atentado terrorista fascista, basado en una recreación del famoso cuadro de 1976, como lo ha sido distinguir a este artista en el 40 aniversario de aquellos horribles asesinatos.






Una de las operaciones ideológicas más potentes de las oligarquías que dominan el mundo ha sido la de intentar acabar con la historia, intentar que la experiencia de las generaciones anteriores no se transmita a las siguientes a las que se condena a vivir un iluso presente continuo en el que no se puede imaginar un futuro. La Confederación Sindical de Comisiones Obreras, fiel a sus orígenes, no acepta esa manipulación de las conciencias y esta empeñada en la reivindicación de su pasado, la lucha contra las injusticias del presente para alcanzar una sociedad futura más justa, fraterna e igualitaria y lo resume en la frase : HICIMOS, HACEMOS, HAREMOS HISTORIA.  Todos los años, en los mismos días que aquellos terribles de 1977, CCOO ha insistido en el recuerdo y ha creado la Fundación Abogados de Atocha, cuyo presidente es Alejandro Ruíz Huerta, que resultó gravemente herido en el atentado y es el único que todavía vive, porque “si el eco de su voz se debilita, pereceremos”, como dice el verso de Paul Èluard. Este año, en un gran y emotivo acto celebrado en un abarrotado Teatro Monumental de Madrid, también a escasos metros del despacho de Atocha 55, Almudena Grandes y Luís García Montero, con hermosas palabras, fueron conduciendo las intervenciones de Jaime Cedrun, Alejandro Ruíz Huerta, Manuela Carmena, Enrique Lillo y Alicia Sánchez y la de Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO.

Alejandro Ruíz Huerta nos he recordado en su libro que la memoria de Atocha incomoda, tal vez porque como dijo Enrique Lillo, aquel atentado estaba dirigido contra la clase trabajadora para amedrentarla en un momento en que en España las luchas sociales arreciaban en la conquista de sus derechos y en pos de la democracia. De hecho los asesinos iban buscando a Joaquín Navarro, líder del sector del transporte que acababa de terminar una exitosa huelga (que era ilegal), pero se encontraron con abogados de las ilegales Comisiones Obreras y del Partido Comunista. Unos abogados que ejercían su oficio dándole un valor social para contribuir con otros a la emancipación de las clases oprimidas. La continuidad entre los laboralistas de entonces y los de hoy quedó explicita con la presencia y las palabras de Enrique Lillo y la joven Alicia Sánchez, que no había nacido en enero de 1977. Manuela Carmena, una de las dos titulares del despacho de Atocha y que por fortuna no se encontraba en ese momento allí, hoy alcaldesa de Madrid, destacó precisamente ese compromiso con el derecho para darle un sentido distinto a las leyes franquistas de la época, un compromiso con la igualdad del que hoy no se puede abdicar pues las desigualdades cada día se acentúan y se hacen más evidentes, por eso pedía que se recordara más la vida de los de Atocha que su muerte. Destacó como la continuidad en mantener vivo el recuerdo ha hecho que hoy la celebración de aquellos asesinatos no permanezca en el circulo de Comisiones Obreras, sino que sea de toda la sociedad, como lo probaba la presencia en el acto de representantes de todos los partidos políticos y de la patronal.  En el ejercicio de la memoria Fernández Toxo anunció que la Confederación pedirá la medalla del merito del trabajo para Joaquín Navarro, allí presente, al que pidió se pusiera en pié para recibir un estruendoso aplauso que en su modestia le abrumaba.

El abrazo, qué magnifico símbolo para luchar por una sociedad fraterna que cuide el amor, los afectos, la vida.



lunes, 30 de enero de 2017

Ante las amenazas de Trump




La unidad nacional de cúpulas, solo exhibe debilidad
                                                                     
Nahir Velasco y Oscar Alzaga

En la reunión urgente de Los Pinos el 28 de enero de 2017, con los tres poderes, secundados por partidos, autoridades locales, empresarios y líderes de sindicatos, casi todas las cúpulas: aprobaron el llamado a la “unidad nacional” de Enrique Peña Nieto, ante las brutales agresiones de Trump. Pero tal unidad excluyó al pueblo. Por lo cual, solo puede exhibir una gran debilidad y teatro, ante Estados Unidos
Por definición la unidad se hace con la mayoría ciudadana, o es farsa. Repiten el Pacto por México de hace 4 años, cuando a espaldas del pueblo pactaron las reformas energéticas, sin consulta pública, sin respaldo de la soberanía popular. El fracaso de las reformas está a la vista de todos: no trajeron ningún beneficio al pueblo. Si en cambio: más pobreza, peores salarios, empleos informales, más emigración, narcotráfico, delincuencia y muertos. Pero con altos salarios a los tres poderes y muy altas ganancias al capital nacional y extranjero.
Como consecuencia de las reformas viene el “gasolinazo” y la inflación de enero, que arrancaron protesta en todo México contra el gobierno. ¿De qué unidad pueden hablar el gobierno y las cúpulas aduladoras?
¿Puede haber unidad nacional? Sí, pero solo con el pueblo movilizado, participando. Como fue con Juárez para expulsar a los franceses en 1867 o con Cárdenas el 18 de marzo de 1938, al expropiar las dos empresas más poderosas del mundo: la Standard Oil y la Royal Dutch. Tenemos excelentes alternativas en nuestra historia.
¿En verdad quiere el gobierno el apoyo decidido del pueblo?: Entonces de inmediato debe derogar la reforma energética y el gasolinazo. Así, casi automáticamente tendría el apoyo de la mayoría. Pues la unidad nacional del 28 de enero solo exhibe una nación dividida y débil, sin fuerza y capacidad de negociación. ¿Acaso cree el gobierno de México que de eso no se dará cuenta el gobierno de Estados Unidos?
Pero en nuestro tiempo no basta lograr una auténtica unidad nacional, porque vivimos la era global, la peor del imperialismo. México necesita la alianza con los países de Latinoamérica y el Caribe, así como de la solidaridad mundial, en el marco de los derechos internacionales, para exigir el cumplimiento de los derechos humanos y el derecho al desarrollo de las naciones del tercer mundo, como México.
Si el gobierno federal insiste en la falsa “unidad nacional” del 28 de enero, está condenado al fracaso y a perder, de eso no hay duda. Pero debe ser claro que la nación si tiene alternativas ente la agresión de EUA, eso debe quedar claro ante el mundo y entre todos nosotros.
El muro de la frontera es una regresión histórica que afecta a toda la humanidad, no solo a México y a Centro América. Igual que el racismo y la misoginia de Trump, no solo agrede a los mexicanos y a las norteamericanas, es a todas las personas con dignidad que respeten y exigen el respeto a los derechos humanos universales.
La política de Trump de imponer al mundo sus designios de un nuevo orden económico mundial, a favor exclusivo de Estados Unidos, según Trump, rompe la paz y todos los tratados y leyes internacionales de comercio. Al grado de querer imponer a Europa y China sus condiciones, eso puede llegar a una confrontación a la que nadie es ajena. Pero México es el primer agredido, el odio de Triump a los latinos y mexicanos es contundente. Si Trump es un enfermo mental o no, no debe frenar a nadie, ya que su agresividad brutal y desequilibrio están a la vista de todo el mundo.
Por otro lado, no se debe impulsar la militarización de México, esa en la que sueña Peña Nieto, que niega la democracia, las elecciones de 2018 y el futuro nacional. El Ejército en las calles es un fracaso del gobierno.

Hoy es la hora del cambio, una hora de urgencia y alarma nacional, que llama a todos a tomar conciencia, una posición y la decisión de luchar por México y por la humanidad. Tenemos alternativas con el pueblo, nunca sin él; tenemos soluciones con Latinoamérica y con el mundo, si sabemos actuar como una nación que vive el siglo XXI y aprovechamos los derechos internacionales, en la era globalizada, por el bien de los seres humanos y no del egoísta capital trasnacional.       

lunes, 9 de enero de 2017

LOS ASESINOS DE ATOCHA Y EL FASCISMO ETERNO QUE ANIDA EN EL PP



Umberto Eco, en un memorable ensayo titulado El fascismo eterno[1], escribió: “si bien los regímenes políticos pueden ser derrocados, y las ideologías criticadas y deslegitimadas, detrás de un régimen y su ideología hay siempre un modo de pensar y de sentir, una serie de atributos culturales, una nebulosa de instintos oscuros y de insondables pulsiones”. “Los hábitos lingüísticos, añade, son con frecuencia síntomas importantes de sentimientos no expresados” . La nebulosa de instintos oscuros y de atributos culturales que nutría al franquismo está enquistada en las entrañas del PP y de continuo se manifiesta en las actuaciones tanto de sus altos dirigentes como de modestos cargos o simples afiliados. La mentira como práctica sistemática de la acción política, la defensa a ultranza de “los suyos”, ya sean un rector plagiador, un corrupto, un militar acosador o un ministro cuya incompetente actuación lleva a la muerte a un elevado número de militares, y la negación de los crímenes del franquismo para “no reabrir heridas” son solo algunos ejemplos de ello.

El franquismo fue un régimen que se asentó, tal y como los militares golpistas del 1936 tenían planeado, sobre el terror y la violencia extrema, de tal modo que socializó el miedo en toda España. Pero esa violencia no acabó en 1975 con la muerte del dictador, sino que durante todo el periodo de la transición pistoleros fascistas, apoyados por algunos aparatos del Estado y fuerzas económicas y políticas reaccionarias, siguieron sembrando el terror. María Luz Nájera, Arturo Ruiz, Yolanda González, fueron victimas, entre tantas otras, de aquellos desalmados por luchar en pos de las libertades y la igualdad. Entre aquellas victimas están los abogados de Atocha asesinados un 24 de enero hace 40 años. Eran militantes de Comisiones Obreras y del PCE, las organizaciones más importantes en la lucha contra la dictadora franquista y por los derechos de los trabajadores y por ello su asesinato. No se esclarecieron nunca las conexiones de los asesinos con las tramas del terrorismo fascista internacional ni con los poderes facticos españoles. Alguno de ellos, Lerdo de Tejada, de familia acomodada, merced a un permiso del juez de vigilancia penitenciaria huyó al extranjero y no compareció en el juicio.

La memoria de este crimen sigue siendo incómoda para el PP. Según ha dado cuenta Antonio Baylos (http://baylos.blogspot.com.es/2017/01/herir-sensibilidades-sobre-los-abogados.html) y ha comentado Paco Rodríguez de Lecea,  (http://vamosapollas.blogspot.com.es/2017/01/atentados-contra-la-convivencia.html) hace pocos días el alcalde de esa formación política del pueblo conquense de Casasimarro, del que era natural Ángel Rodríguez Leal, asesinado en el despacho de Atocha dos días antes de que cumpliese 26 años, ha prohibido la colocación de una placa en su recuerdo alegando que debe permanecer imparcial para “no herir sensibilidades”. Es decir, para no herir la sensibilidad de los que están con los asesinos pone en el mismo nivel a asesinos y a asesinados. Tiene razón López Bulla cuando dice que este no es un episodio montaraz de “cosas de pueblo”, sino “aplicación (y su justificación vergonzante) de toda una serie de prácticas políticas que se desprenden, directa u oblicuamente, de las decisiones de las alturas del Partido Popular y de las covachuelas gubernamentales” (lopezbulla.blogspot.com/2017/01/ese-alcalde-costra-de-casasimarro.html). En el PP conviven claras manifestaciones de rancio franquismo, como se ha visto recientemente con las distinciones que la Fundación Francisco Franco ha dado a señalados miembros de ese partido y estos las han aceptado orgullosos (por cierto, ¿cómo es posible que en un país que se llame democrático esté legalizada una fundación que exalta a un dictador genocida?), con las más extendidas de lo que Eco llama fascismo difuminado. El fascismo difuminado no apela algunas de las formas clásicasdel fascismo (uniformes, campos de concentración) pero mantiene su esencia, como el machismo, el control de medios de comunicación, el uso de una neolengua, el desprecio de los débiles endulzado con la caridad, la guerra permanente frente a supuestos enemigos internos y externos, el miedo de la diferencia ola xenofobia,pero todo ello a través de hábitos aparentemente más inocentes. No olvidar los asesinatos de los luchadores por la libertad, honrar su memoria y condenar a sus asesinos es una necesidad de luchar contra el fascismo en todas sus formas y  afirmar la democracia, que no es algo dado en un momento para siempre, sino que se defiende y construye día a día. Lo que ha hecho el alcalde de Casasimarro es tanto como decir que los asesinos podrían, llegado el caso, volver a hacer las mismas tropelías y,  por lo tanto, ese alcalde y todos los que como el piensan no son dignos de ocupar un cargo público.





[1] Cfr. Cinquescrittimorali, Bompiani, Milano, 1997. 

miércoles, 14 de diciembre de 2016

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL: VUELVE LA BURRA AL TRIGO



Si no fuera porque es dramático, lo del FMI sería para partirse de risa. Llevan años suministrando a los países las mismas recetas, con el mismo resultado siempre: no curan la enfermedad, sino que la agravan, arruinan los países dejando a la mayoría de la población en la miseria y a una minoría enriquecida, pero ellos o ellas, que para el caso es lo mismo, siguen a lo suyo, siempre con lo mismo, para eso trabajan para esa minoría. Si a un arquitecto se le cayesen varios edificios uno tras otro, nadie le volvería a encargar el siguiente, pero eso no rige para l@s ecomist@s del FMI y los de su cuerda. Ahora están en España pontificando. Lo primero que llama la atención es que han empezado su perorata de ayer con un sarta de elogios a lo hecho por el inicuo Gobierno de la corrupción. Parecen el mismito Aznar de “España va bien”. Ya en el pasado recomendaron el desmantelamiento del Derecho del Trabajo, y Rajoy lo hizo en 2012, recomendaron  un tajo en las pensiones, recortes en sanidad, educación y servicios sociales, y Rajoy los llevó a cabo, recomendaron subir impuestos indirectos, que son los más injustos que hay, y reducir la presión de los directos que permiten una mayor progresividad como quiere la Constitución. “¿La Constitución? ¿quién es esa señora?” Dirán l@s agentes del FMI. Pues nada, se hizo.

Pero el gran problema de esta gente es que es insaciable, nada es bastante. Es como los tóxicodependientes con su droga. Ahora vuelve la burra al trigo, como dicen en la Mancha, con más de lo mismo y, encima, con un metalenguaje que pretende ocultar lo que realmente proponen, que si fuera tan bueno, no lo emplearían y hablarían con claridad. Ahora dicen que hay que dar seguridad jurídica y administrativa en el despido, pero vamos a ver, ¿no quedamos que la administración funciona con sujeción a la ley y al derecho? ¿o es que lo administrativo para esta gente campa fuera de lo jurídico? ¡Ay si el maestro García de Enterría levantase la cabeza! Pero, bueno, vendrán a decirnos que todo eso son monsergas de esa desconocida señora llamada Constitución. ¿Qué es dar seguridad jurídica en el despido? Pues ya sabemos de que pata cojean, lo que quieren es que los jueces no revisen las decisiones de despedir del empresario, que para eso es el que sabe mejor que nadie cómo cuidar sus intereses, que son los mismos que los de su empresa. Piden también más recortes en sanidad y educación en nombre de equilibrios macroeconómicos. Señores y señoras del FMI, hablen bien en roman paladino que así nos enteraremos todos, no sea que algunos malpensados digan que hablan así porque la gente se enfadaría con ustedes si dijeran las cosas claras. Como siempre está el comportamiento bochornoso de los medios dominantes, que tienen el triste papel de transformar la noticia por la propaganda. 


Pedir prudencia a la gente del FMI es predicar en el desierto. Cuando el Congreso está debatiendo sobre la derogación de aspectos importantes de la contrareforma laboral, podían haber esperado un poco para pronunciarse, sería lo respetuoso con las formas democráticas, pero para ellos la democracia es un estorbo, solo vale aquella democracia en la que se vota lo “correcto”, que ya se encargan con los medios de persuasión de dejarlo bien claro a la gente.  Si por un casual el dictamen de las urnas va en dirección contraria a sus recetas, entonces se ignora, como acaba de ocurrir ahora cuando la gran mayoría de los representantes del pueblo se han pronunciado por derogar aspectos importantes de la reforma contralaboral del PP. Pero ellos a lo suyo, vuelta la burra al trigo para irritación del pobre labrador que vive de su cosecha. 



domingo, 4 de diciembre de 2016

SOBRE EL REFERENDUM ITALIANO Y SU INFORMACIÓN.




Hoy, domingo 4 de diciembre se está celebrando un referéndum en Italia en el que los votantes han de pronunciarse sobre importantes reformas de la Constitución. El primer ministro, Renzi, que impulsa esas reformas, ha dicho que dimitirá si vence el NO. Los medios de comunicación informan que las encuestas apuntan a una victoria del NO, en una estrategia (según autorizadas opiniones) para que salga el SI, que es lo más probable que al final ocurra. 

Los medios de comunicación españoles dominantes afirman que si vence el NO la Unión Europea está en peligro, que se abrirá un periodo de inestabilidad en Italia con repercusión en todo el continente, que la prima de riesgo italiana se disparará, que el débil crecimiento se hará todavía más débil, lo que repercutirá en la delicada situación de algunos de los más importantes bancos italianos, como el Monte de Paschi di Siena,  arrastrándolos  a una caída que, a su vez, se puede llevar por delante al enfermo Deutsche Bank y con ello al euro. Todo ello porque “los mercados” reaccionarán mal ante el panorama de inestabilidad política que se creará.

Ese escenario apocalíptico en gran medida se produciría, según esos medios,  porque los que piden el no son la amalgama de los xenófobos de la Liga Norte, los berlusconianos, los del Movimiento 5 Estrellas, los resentidos del Partido Democrático del primer ministro, la CGIL, que es el más importante sindicato del país, todos ellos metidos en el saco del “populismo”, aunque sea ocasional. Tampoco en Italia los medios dominantes favorecen que haya un fluido debate de ideas sobre lo que exactamente se le ha pedido a la gente que se pronuncie, esto es, la reforma de la Constitución. Parece que lo que se está planteando es una especie de plebiscito en torno a la figura de Renzi que es presentado como promotor de “reformas” que harán posible la modernización de Italia mandando al chatarreo instituciones que considera envejecidas, como muy bien explicó en su blog Antonio Baylos.  En que dirección quiere hacerse esa modernización y a quienes quiere favorecer es lo que queda en la sombra, pero ya se ha visto bastante cuando con una ley, que tiene el ridículo nombre de Job Act, se ha aumentado el poder de los empresarios, disminuido los derechos de los trabajadores eliminado garantías contra el despido injusto y trata de debilitar a los sindicatos para abaratar salarios.  Reformas que precisamente son las que están alejando a importantes capas de las clases trabajadoras del interés por la política y del proyecto de integración europeo para echarlas en brazos de la extrema derecha.

La reforma constitucional está poco y mal explicada, en parte porque es una reforma confusa, técnicamente mal hecha, un “pastiche” que no es fácil de justificar ni por quienes le propugnan. Sus defensores dicen que pretende simplificar el procedimiento legislativo limitando el papel del senado, cuando en realidad complica y llena de incertidumbres dicho procedimiento. Es una reforma que  da más poder al ejecutivo que tendrá un fuerte dominio del funcionamiento del legislativo y dificultará ser sometido a  su control. Es una reforma en la que pierde la democracia y gana el autoritarismo en nombre de la gobernabilidad. Llama la atención que los medios de comunicación españoles presenten a los defensores del NO como una banda heterogénea a la que solo une el ansia echar a Renzi, cuando quien vinculó el triunfo del No con su renuncia fue él mismo sin que nadie se lo pidiera, en una operación de mesianismo (eso si que es populismo) del tipo “o yo o el caos”. Ignoran esos medios que prestigiosos intelectuales y grandes juristas como Zagrebelsky (ex magistrado del Tribunal Constitucional), Romagnoli, Ferrajoli o Rodotá se han pronunciado y han hecho activa campaña en contra de esta reforma sin que se pueda decir de ellos que tienen oscuras aspiraciones de poder, simplemente consideran que es un atropello a los valores democráticos que traerá mayores males que los que se pretende evitar.

Hoy también hay elecciones en Austria, en donde la mera posibilidad de que un criptonazi pueda ser presidente ya es un síntoma de la crisis por la que pasa la Unión Europea que está obligada, si queremos que sobreviva, a una refundación sobre la base del reconocimiento y defensa de los derechos sociales y los valores democráticos que fueron los que aglutinaron a los trabajadores europeos hasta conseguir la derrota de los fascismos. Esa refundación no la pueden hacer los actuales dirigentes que ya han mostrado que intereses defienden y que procedimientos utilizan para el ejercicio del poder.



domingo, 27 de noviembre de 2016

Fidel



Fidel había pasado a la historia mucho tiempo antes de este 25 de noviembre. Intentaron en numerosas ocasiones matarlo usando los más diversos métodos y siempre fracasaron, pero eso no hubiese sido posible sin la resistencia del pueblo cubano, que siempre quiso vivir en paz y progreso, pero todavía hoy sigue sufriendo las consecuencias de un bloqueo que insulta las más elementales reglas de la convivencia entre las naciones. El triunfo de la revolución cubana enseñó que la utopía de un mundo más justo y mejor no es una quimera. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Carta abierta a mi hermano de las Brigadas Internacionales



Marcos Ana ha muerto, pero su ejemplo sigue vivo. Aquí reproducimos esta carta suya a los voluntarios de las Brigadas Internacionales



Queridos camaradas:

Me gustaría escribiros a cada uno en vuestro propio idioma, o que todos recordarais  el español para poder expresaros más directamente el cariño y la admiración que siento por vosotros. Los idiomas deberían ser universales, como es el amor, la música o los grandes ideales. Sin embargo, durante el homenaje de noviembre, siempre que nos encontramos, utilizamos un idioma común a nuestros corazones, el idioma de la solidaridad humana, el lenguaje diferente y único de las Brigadas Internacionales. Y basta mirarnos, darnos un abrazo, para saber, sin decir una palabra,  que somos hermanos, ramas de un mismo tronco, hijos de una misma lucha por la libertad y la dignidad humana. Esta admiración, que crece en mí cada día, viene desde muy lejos, cuando  mi juventud nacía y mi corazón era un adolescente miliciano. 
Y yo ya no sé si admiro más en vosotros vuestra lucha heroica y romántica de ayer, cuando veníais a ofrecernos la vida si era necesario, o el hecho ejemplar de no haber  dejado parados vuestro corazón  y vuestra historia en las páginas del pasado y, 60 años después, algunos ya encorvados por el peso de la edad o de las enfermedades, continuar la lucha, con armas diferentes, pero con los mismos ideales, sin cambiar vuestro corazón de sitio. Vuestra consecuencia y lealtad es también un ejemplo para todos en este momento, cuando los metafísicos de la desesperanza devalúan las ideas o van a la deriva ante naufragios inesperados o decepciones personales o colectivas.  Los hombres pueden equivocarse, fracasar, incluso traicionarse a sí mismos, pero las ideas permanecen, están por encima de las circunstancias. Y los nobles ideales por los que vosotros luchasteis y muchos dieron su vida, seguirán abriendo camino al porvenir y alcanzarán un día la victoria. Si no lo vemos nosotros, lo verán nuestros hijos; pero es necesaria e inevitable, frente a esta sociedad insolidaria, una nueva primavera del mundo.

España ha demostrado una vez más que no os olvida. Y en tal medida que a todos nos sorprendió la clamorosa bienvenida que recibisteis. En medio de ese clamor popular y precisamente por eso no faltaron los que quisieron ignorarlo o falsear vuestra historia. Todavía hay gentes que van con la Noche a cuestas, vertiendo  su oscuridad sobre toda la luz que nace, o permanece, como la vuestra. Pero todos juntos no pesan lo que un minuto de vuestra vida, no valen lo que una palabra vuestra y jamás tendrán la fuerza necesaria para borraros de la historia, ni para arrancaros del corazón de nuestro pueblo.

Podéis sentiros orgullosos de vosotros mismos. Habéis alcanzado la inmortalidad en la memoria y en el corazón de las gentes. Lo más triste cuando se llega al atardecer de la vida es mirar atrás y no haber dejado huellas de nuestro paso. Pero vosotros habéis hecho camino, habéis dejado huellas imborrables en la Historia. Vuestra palabra está poblada de voces universales, ocupáis grandes espacios en la bibliografía mundial. Han cantado vuestra gesta  los poetas más grandes de nuestro tiempo, Alberti, Neruda, César Vallejo... Fuisteis un ejemplo ayer, lo sois hoy y lo seguiréis siendo para las generaciones venideras.

Bertold Brecht escribió un poema que se hizo emblemático para todos nosotros:

Hay hombres que luchan un año
y son buenos.
Hay otros que luchan muchos años
y son mejores.
Pero hay hombres que luchan siempre:
esos son imprescindibles.

Y a esa clase de hombres  y mujeres que luchan toda su vida pertenecéis vosotros, los brigadistas voluntarios de la libertad.

Quiero terminar esta carta, queridos hermanos, deseándoos mucha salud. La salud es la base material del revolucionario. Os pedimos que os cuidéis mucho. Apretad los puños y el corazón para seguir viviendo. Resistid, que esa es vuestra profesión, a la ofensiva de los años, de las enfermedades, de las frustraciones. Deseamos seguir teniéndoos a nuestro lado mucho tiempo. Queremos cruzar juntos las fronteras del año dos mil, para celebrar vuestro 65 aniversario  en el amanecer del siglo XXI. Con esa esperanza os abrazo.

Julio de 1997  [i]