miércoles, 14 de diciembre de 2016

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL: VUELVE LA BURRA AL TRIGO



Si no fuera porque es dramático, lo del FMI sería para partirse de risa. Llevan años suministrando a los países las mismas recetas, con el mismo resultado siempre: no curan la enfermedad, sino que la agravan, arruinan los países dejando a la mayoría de la población en la miseria y a una minoría enriquecida, pero ellos o ellas, que para el caso es lo mismo, siguen a lo suyo, siempre con lo mismo, para eso trabajan para esa minoría. Si a un arquitecto se le cayesen varios edificios uno tras otro, nadie le volvería a encargar el siguiente, pero eso no rige para l@s ecomist@s del FMI y los de su cuerda. Ahora están en España pontificando. Lo primero que llama la atención es que han empezado su perorata de ayer con un sarta de elogios a lo hecho por el inicuo Gobierno de la corrupción. Parecen el mismito Aznar de “España va bien”. Ya en el pasado recomendaron el desmantelamiento del Derecho del Trabajo, y Rajoy lo hizo en 2012, recomendaron  un tajo en las pensiones, recortes en sanidad, educación y servicios sociales, y Rajoy los llevó a cabo, recomendaron subir impuestos indirectos, que son los más injustos que hay, y reducir la presión de los directos que permiten una mayor progresividad como quiere la Constitución. “¿La Constitución? ¿quién es esa señora?” Dirán l@s agentes del FMI. Pues nada, se hizo.

Pero el gran problema de esta gente es que es insaciable, nada es bastante. Es como los tóxicodependientes con su droga. Ahora vuelve la burra al trigo, como dicen en la Mancha, con más de lo mismo y, encima, con un metalenguaje que pretende ocultar lo que realmente proponen, que si fuera tan bueno, no lo emplearían y hablarían con claridad. Ahora dicen que hay que dar seguridad jurídica y administrativa en el despido, pero vamos a ver, ¿no quedamos que la administración funciona con sujeción a la ley y al derecho? ¿o es que lo administrativo para esta gente campa fuera de lo jurídico? ¡Ay si el maestro García de Enterría levantase la cabeza! Pero, bueno, vendrán a decirnos que todo eso son monsergas de esa desconocida señora llamada Constitución. ¿Qué es dar seguridad jurídica en el despido? Pues ya sabemos de que pata cojean, lo que quieren es que los jueces no revisen las decisiones de despedir del empresario, que para eso es el que sabe mejor que nadie cómo cuidar sus intereses, que son los mismos que los de su empresa. Piden también más recortes en sanidad y educación en nombre de equilibrios macroeconómicos. Señores y señoras del FMI, hablen bien en roman paladino que así nos enteraremos todos, no sea que algunos malpensados digan que hablan así porque la gente se enfadaría con ustedes si dijeran las cosas claras. Como siempre está el comportamiento bochornoso de los medios dominantes, que tienen el triste papel de transformar la noticia por la propaganda. 


Pedir prudencia a la gente del FMI es predicar en el desierto. Cuando el Congreso está debatiendo sobre la derogación de aspectos importantes de la contrareforma laboral, podían haber esperado un poco para pronunciarse, sería lo respetuoso con las formas democráticas, pero para ellos la democracia es un estorbo, solo vale aquella democracia en la que se vota lo “correcto”, que ya se encargan con los medios de persuasión de dejarlo bien claro a la gente.  Si por un casual el dictamen de las urnas va en dirección contraria a sus recetas, entonces se ignora, como acaba de ocurrir ahora cuando la gran mayoría de los representantes del pueblo se han pronunciado por derogar aspectos importantes de la reforma contralaboral del PP. Pero ellos a lo suyo, vuelta la burra al trigo para irritación del pobre labrador que vive de su cosecha.